JESÚS GUODEMAR ( @GUODEMAR )

Me molesta admitirlo, pero es inevitable. Cada vez cuesta más que el público o el consumidor lea. Vivimos una época donde la imagen se ha convertido en referente y casi cualquier publicación, sin una foto o un video, no consigue ni visitas ni interés. Es por ello, que posicionar imágenes se ha convertido en fundamental a la hora de conseguir que nuestra página sea visible y atractiva. El lado positivo es que no es complicado. 10 sencillas claves que permiten que una imagen se convierta en un formato enriquecido y atractivo para los buscadores.

 

1. Llama a las cosas por su nombre:

Si la foto es de flores, llama a tu imagen como flores, si son barcos, pues barcos. No es difícil, pero es un peñazo. Sin embargo, no hay nada más terrible para un buscador que una foto se llame imagen1.jpg o 237726.jpg Hazme caso, merece la pena.

 

2. El formato sí importa:

Guarda las imágenes en jpg, png o gif. Olvídate de formatos raros. A los buscadores les gusta lo sencillo.

 

3. Y el tamaño también:

Google sabe que si la imagen es pequeña, pesa menos y carga antes. Así que quítale peso a tu imagen.

 

4. También quiere saber cuánto mide:

Incluye el width y el height. Recuerda que Google quiere saberlo todo de ti.

 

5. Sé alternativo:

Describe tu imagen con el Atributo Alt. Resulta fundamental para los dispositivos móviles y encima logra posicionar mucho mejor. Recuerda, más le dices a Google de ti, más te quiere. Aquí interesa nombrar por las palabras de búsqueda. Aprovecha y nombra tu marca.

 

6. El Título también es importante:

Los titulares son importantes para todos. Somos capaces de ir al cine o leer un libro por un buen titular. Los diarios venden más o menos periódicos en función del titular, así que abre los ojos: pon un titular descriptivo a tu imagen. El Atributo Title te permite hacer esto.

 

7. La sinapsis:

Sí, Google también ha pensado en esto. Leer un resumen más largo que titular para saber de qué va la foto. Esto se llama Longdesc, así que trabaja un poco y cúrrate una descripción de la imagen. Qué más describe, dónde, qué características tiene… Todo lo que quieras.

 

8. Una imagen sola no dice nada:

Salvo que sea un álbum fotográfico, toda foto en una Web lleva texto alrededor. Ese texto debe de estar relacionado con la imagen para que la relación imagen – texto sea óptimo. Tiene sentido. No puedes ir vestido de Espartano si no es Carnaval o a vas defender las Termópilas. Si lo haces, llamas la atención como friki o rarito y Google lo sabe.

 

9. Y encima hay que ser ordenado:

Google además quieres que seamos ordenados. Guarda todas las imágenes juntas y la carpeta debe llamarse “Imágenes”. Esto hará que al vago de Google no le cueste mucho encontrar las fotos.

 

10. Sé popular:

Lo sabes, los populares ligaban más en el Instituto. Pues aquí es lo mismo. Intenta que otras páginas linken contra tu imagen, súbelas a las Redes Sociales y permite que te compartan sin problemas. Esto te permitirá posicionarte y mejor.

 

Lo dicho, a Google le gusta que le cuentes todo de tu vida. Así que no seas tímido y lánzate.

 

JESÚS GUODEMAR ( @GUODEMAR )